Visita a un Neko-Cafe

Si una cosa ha dejado claro internet sobre Japón, es que les gustan los gatos. Sus miles de vídeos en Youtube, los cuidados que reciben allá por donde van, todo el merchandising dedicado a ellos… La verdad es que me alegra poder decir que vivo en un país que adora a los gatos! 🙂

La semana pasada fui, por primera vez, a un Neko-Cafe o, por así decirlo, cafetería de gatos. En Japón existen muchos Neko-Cafes, pero no sólo hay cafeterías con gatos, también las hay con pájaros, conejos…

Entrada del Neko-Cafe

Bien sea por trabajar muchas horas al día, porque el casero no lo permita… Hay muchos motivos por los que la gente no puede tener una mascota en su casa. Es por esto que surgieron este tipo de locales. De este modo todo el que quiera podrá disfrutar de la compañía de su animal favorito mientras toma un café.

Un servidor disfrutando de un matcha-latte en la mejor de las compañías

El Neko-Cafe al que fui es bastante conocido, tanto por su decoración como por su ubicación. Se encuentra en Kichijouji, una de mis zonas favoritas de Tokyo, y se puede acceder fácilmente desde el centro de Tokyo en la linea de trenes Chuou. El café se llama “Temari no ouchi“.

Cartel de entrada

Como dice el cartel, la cafetería está abierta todos los días de 10 a 21. Entre semana entrar cuesta 1200 yenes y los fines de semana 1600 yenes. En caso de ir a partir de las 7 el precio se reduce a 700 yenes. Si merece la pena pagar o no este precio depende de cada uno, yo sólo puedo deciros que voy a repetir 🙂

Al ser un sito bastante conocido es recomendable hacer reserva, pero siempre podéis ir a primera hora de la mañana para evitar esperas. Yo fui hacia las 10 y no tuve que esperar. La cafetería es un paraíso para los gatos, mirad las fotos.

Interior del Neko-Cafe

Interior del Neko-Cafe

Interior del Neko-Cafe

Como veis, el local está lleno de juguetes, escalones para que los gatos puedan subir a donde quieran, rincones tranquilos por si se agobian de los humanos…

Su majestad gatuna oteando el horizonte

Al entrar te explican las reglas, y una importante a tener en cuenta es la de la dieta de los gatos. Además de bebidas y comida, también puedes comprar comida de gato y darles de comer (de esta manera conseguirás atraer a muchos gatetes a tu mesa). Sin embargo, hay gatitos que están a dieta y a los que no se les puede dar de comer. En el caso de esta tienda, se les distinguía por llevar un collar rojo.

Este pequeño estaba a dieta

Por lo demás, no hay muchas mas reglas. Puedes jugar con los gatos (hay muchos muñecos a lo largo del café para jugar con ellos), acariciarles, tenerles en tu regazo…

 

Al acecho de la comida de gatos de la mesa

Disfrutando del sol

Haciendo sus estiramientos matituinos

Este pequeño se quedaba todo el rato con nosotros

Curiosidad gatuna

Tanaka-Sensei, quién me enseñó la cafetería

Este sitio tiene buena pinta para echar una siesta

Pose de super modelo

Yo tengo dos gatos y un perro en mi casa de Pamplona, a los que echo muchísimo de menos, por lo que venir aquí me supuso una alegría enorme. Es una experiencia muy bonita y muy japonesa, así que a todos los que os gusten los animales os recomiendo que hagáis una visita a un neko-cafe y nos conteis vuestra experiencia 🙂

Esta es la página web del neko-cafe: http://www.temarinoouchi.com/ (en japonés).

Y aquí el resto de fotografías que saqué.

 

 

2 thoughts on “Visita a un Neko-Cafe

  1. Domentx

    Jo Edu!! Menuda envidia!!! Cuando vaya ya te preguntaré como se llega aqui… 😉

    • edumikan

      Claro que si! Está muy cerca de la estación y merece la pena vivir la experiencia 🙂 Si vienes avisa que igual podemos vernos en Tokyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.