Anécdota del día de ayer (I)

EL RELOJ MALDITO

 Ayer tuve la suerte de conocer a la delegación japonesa de Yamaguchi que vino a celebrar el 30 Aniversario del Hermanamiento entre Japón y Pamplona.  A la tarde mi compañera y yo, fuimos las únicas acompañantes españolas durante su visita al Castillo de Javier y a Olite.

 Nos montamos en el autobús cuando empezamos a oir cierto revuelo detrás nuestro. Se nos acerca  la traductora del grupo y nos dice que el reloj que hay dentro del autobús está con la hora adelantada. Si eran las tres y media de la tarde, el reloj marcaba las 21:30 horas, una cosa así. No  le dimos mayor importancia, pero al poco tiempo se acerca otra vez, insistiendo sobre el mismo tema y nos pide que le digamos al conductor que por favor lo ponga en hora. Se lo pedimos, pero el nos indica que el no puede hacer nada, que eso lo arreglan en el taller. Y otra vez, la mujer para que por favor apagáramos el reloj que había gente muy molesta.

Una tontería que causó un revuelo que no os podéis imaginar, la traductora decía que había gente maniática… Pero mi pregunta es ¿fue la excepción de una persona, o de por sí,  a los japoneses no les gusta este detalle del reloj? ¿ Alguien sabe?

Nosotras y el conductor no salíamos de nuestro asombro

¿Conocéis supersticiones japonesas? Me viene a la cabeza que no se puede dejar pinchados los palillos en la comida, que el número 4 y  el 9  son como para nosotros el 13, que cuando se va al hospital nunca se le lleva una planta, sino un ramos de flores ¿ Más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.