Piedras que simulan paisajes en miniatura, en la Jornada Cultural Japonesa

Un Suiseki es una piedra erosionada por el tiempo, generalmente de pequeño tamaño ha la cual, por efecto del agua y los vientos, por el roce con otras piedras, por el desgaste natural al rodar sobre si y por la presión en las capas bajas terrestres, ha tomado una forma definida, se buscan, se tratan, se limpian y se resalta esta forma que nos sugiere algo en nuestra mente.

Lo que probablemente comenzó como un pasatiempo nació probablemente hace unos 2.000 años en China, pero el suiseki tal y como lo conocemos en la actualidad, a través de Japón, no es más que la adaptación de esas tradiciones chinas a los usos y costumbres japoneses, siendo ellos (los japoneses) los acuñadores de la mayoría de los nombres con los que se conocen las diferentes clasificaciones en que se dividen los suisekis. Un suiseki es literalmente, en japonés, una piedra (seki) de agua o en el agua (sui), es decir, una piedra, generalmente pequeña, expuesta sobre un recipiente con agua.


En un primer momento, los paisajes en miniatura de piedras fueron apreciados tanto por su simbolismo religioso/filosófico como por su belleza natural. Para los budistas, estas piedras/paisaje simbolizan el Monte Shumi, una de las montañas sagradas del budismo; para los taoístas representaba Horai, el paraíso taoísta; para los seguidores de la filosofía china del Yin-Yang, el conjunto piedra-agua representaba el simbolismo de dos fuerzas opuestas, pero complementarias, del universo; para los sintoístas, estas piedras bellas e inusuales son la representación de la morada de sus dioses y espíritus (Kami), de las fuerzas que mueven la naturaleza, el universo, y por tanto, requieren el debido respeto.

Encontrar y entender el verdadero espíritu y naturaleza de una simple piedra no es algo que sucede fácilmente, necesita su tiempo y depende de la madurez y sensibilidad de la persona que la mira, que la interpreta. Cuando alcanzamos a entenderla, a interpretarla, etc., hemos encontrado la puerta al Arte del Suiseki. El suiseki nos hace fijar la atención en lo simple y enriquece nuestra mente, nos permite ver sendas cubiertas de nieve, cascadas, cumbres frías, planicies asoladas por vientos, avalanchas, lagos o suaves montañas sin ir muy lejos de casa, ya que podemos encontrar todo eso sentados en nuestro sillón, observando una simple piedra de nos más de 20 cm.

Decía Norio Kobayashi, que “El reconocimiento y contemplación de piedras-paisaje debería transcender la simple teoría y aunque esto podría sonar como algo mágico, en realidad es pura poesía”.
La belleza de un suiseki permite estimular la memoria con lugares y sucesos pasados, crear conexiones emocionales, servir de medio para la meditación y la relajación. Para muchos aficionados, buscar suisekis, es en sí mismo la razón por la que coleccionar suisekis, la de compartir tiempo con amigos. Decía una aficionada, Ema Tenko, en el libro History of suiseki in Japan, que “encontrar una buena piedra no es más difícil que encontrar un buen amigo de verdad, ambas cosas escasean“.
Además de estos aspectos espirituales y psicológicos, cuando tenemos un suiseki entre nuestras manos, nos reencontrarnos con algo fundamental en nuestras vidas, como individuos y como sociedad, pues las piedras han sido, y son:

• lo primero con lo que jugamos, cuando somos niños,
• el material con el que hicimos nuestras primeras herramientas, como seres inteligentes,
• con lo que hicimos nuestras primeras casas, resistentes a las inclemencias,
• con lo primero que plasmamos nuestro arte o sobre lo que primero dibujamos, como civilización,
• con lo primero que pudimos hacer fuego, de forma controlada,
• probablemente, con lo primero que hicimos nuestros primeros cálculos de sumas y restas, como deseo de una explicación objetiva del mundo que nos rodea.

Sábado, 14 de noviembre 2015

EXPOSICIÓN SUISEKIS

10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00

Zaguán del Civivox Condestable ( C/ Mayor 2)

Entrada libre y gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.